Baile de MÁSCARAS

¿No te ha ocurrido alguna vez al conocer a alguien, aparentemente bondadoso, amistoso o inocente, que has detectado en su persona algo en contradicción con todo lo anterior? ¿O al contrario? Quizás una mirada, un gesto o una palabra han alertado a tu inconsciente, disparado tu intuición, para sumergirte en la dura batalla de la duda entre lo oculto que captas y la aparente realidad. Y puede que, contra el infierno de la duda, sólo te haya quedado esperar a que los hechos confirmen o desmientan uno de los supuestos… o los dos, si ocurre. 

Porque sabes que a veces los dictados de la intuición tienen interferencias subjetivas a causa de las propias emociones, deseos o prejuicios, pero también sabes que la realidad que se nos muestra tampoco es a veces la real en este carnaval mundo caníbal, dónde las máscaras no sólo sirven para aparentar lo que los demás quieren ver o lo que no se es, sino para ocultar nuestro lado más oscuro o luminoso... o protegerlo.

OOO  
 
Sé que seguiré dudando
a pesar de las señales,
a pesar de que el tigre
pasea
por la casa
en la hora de los sueños.

Dudaré
a pesar de la figura
de negro que anda levemente
como un ángel sin alas
y muestra el secreto de sus ojos
y rompe el alma y la secuestra
para el infierno de las dudas
diciendo: soy o no soy yo,
tuya es la elección,
tuyo el conflicto.

Lo Oculto no juega a las pruebas.
Sólo a las señales,
a las pistas sutiles,
al laberinto inagotable
de la duda.

Quién sabe
si a través de las cálidas
sonrisas en torrente
transita un llanto gélido.

Si entre esos ojos vivos
una nada clorhídrica
estertora tu aliento.

Si ese andar errático
lo engrosaron perpetuo
las razones o el miedo.

Mas sabes que si dices
te pondrán la etiqueta
de oooooo y ya nunca
leerán en tu nombre.


9 comentarios:

  1. Hola que tal, vengo de Blogueratura.com para checar Tu blog, pero viendo que cumple con todo salvo un requisito, te dejo este msg.

    Sucede que en blogueratura.com no se dan de alta blog sino tienen de menos 3 meses de vida y publicando, por ello, guardo tus datos y cuando cumplas este detallito, me avisas para darle de alta, ¿vale?

    Saludos y cualquier duda el.enigma@gmail.com o blogueratura@gmail.com

    ResponderEliminar
  2. Matilde, tal vez no exista un sólo ser humano que no contenga alguna contradicción en su esencia. Creo que es algo inherente al Hombre. Y todos tenemos también más de una máscara en el armario, es inevitable en esta sociedad atravesada en su corazón por el miedo y la desconfianza. La duda es si no una buena consejera si al menos necesaria. Pero más necesario aún es no quedarse anclado en ella, correr el riesgo de tratar de despejarlas para tratar de ver lo que hay tras de las máscaras. Probablemente encontremos muchas sombras, pero sólo con que aparezca un tenue y breve rayo de luz habrá merecido la pena.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Matilde!

    Veo que tu Caminante de noche sigue andando y mucho y eso me alegra.

    Me doy cuenta que finalmente no hab�a inclu�do un link a tu blog en el m�o (estaba convencida que s� Ahora lo a�ado.

    Espero que est�s muy bien y te dejo un abrazo fuerte.

    Es verdad que todos usamos alg�n tipo de m�scara para poder sobrellevar nuestras contradicciones y el pasaje por un mundo dif�cil. Lo que nos queda es tratar de las m�scaras cada vez sean m�s transparentes. Donde no hay m�scara que valga es en el poema �No crees? All� o est�s culo al aire o el poema fracasa; es como hacerse trampa a uno mismo. Podemos desnudarnos en la poes�a.

    Otro abrazo.
    Laura

    ResponderEliminar
  4. Hola Matilde.

    Me considero un afortunado en ese sentido...
    Rara, rarísimamente, me he equivocado en mi apreciación de una persona con solo un vistazo.

    Tiene ventajas. Tiene inconvenientes.
    Yo no gusto de usar máscaras. Sólo con el paso de los años, me he visto (casi) obligado a calarme alguna.
    Por motivos laborales, mayormente.

    Si la persona que va a ser mi jefe, de entrada, al primer vistazo, la he "calado" e intuyo que es un ser desagradable e inhumano, antes no podía ocultar mi rechazo.

    Mas, con el paso del tiempo, preferí no mostrar mis impresiones tan descar(n)adamente.
    Ley de supervivencia...

    En el universo de los afectos, ya es otra cosa...

    Abrazo sin máscara.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Enigma, por tu información. Estaremos en contacto. Total sólo me falta un mes. Nos vemos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Rafa, sí, hay justificaciones válidas en ocasiones para el uso de máscaras, pero cuando se usan mucho sembramos y nos siembran la duda sobre sus fines. La piel exterior, como la del cuerpo, también necesita transpirar y de vez en cuando se filtra su luz u oscuridad a través de las máscaras, haciendo dudar al otro o a nosotros.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Laura, me agrada verte por este espacio, que una vez público ya es de todos. Y como dices, en los poemas las máscaras desaparecen, queramos o no, siempre se filtra la luz u oscuridad de nuestro interior más secreto.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Secretario, tampoco a mi me gustan las máscaras, aunque a veces las circunstancias o los entornos nos obliguen a usarlas, más como medio de supervivencia a algunos,como dices, qué como otros, como instrumento de ataque. Pero en el mundo de los afectos...no tienen sentido, aunque las desconfianzas a causa de las heridas en la amistad y en el amor, a veces nos tienten. Pero hay que respirar y transpirar a pesar de este mundo, y las máscaras lo impiden.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  9. Estupendo poema que plasma en palabras lo que he sentido muchas veces. Aguna vez yo no hice caso a ese secreto oculto que se asomaba a sus ojos y caí en una espiral muy oscura. Por esto decidí fiarme de la sabia que late tras de mis costillas, lo que me cuesta a veces es distinguir quién me habla.
    Un abrazo y gracias por tus versos.
    Es curioso que yo conozco la lobera por referencia de una muy buena amiga que es muy buena amiga de Luz y Quique y yo he llegado aquí por la poeta Estel. ¿?¿?¿

    Un abrazo
    Marta Uma.

    ResponderEliminar

Caminante, no hay camino, se hace camino al andar, pero es más agradable hacerlo en buena compañía.

COMENTARIOS RECIENTES

IMÁGENES Y POESÍAS

Las imágenes de este blog están extraídas en su mayoría de la red y son libres, a excepción de las que tienen el nombre de su autor o autora. Si alguien considera que alguna de esas imágenes sin autoría es de su propiedad y quiere que se suprima del blog, no tiene más que comunicarlo al correo del perfil.

Los poemas y textos pertenecen a la autora del blog, Matilde Selva López, a excepción de aquellos en los que consta el nombre de otros autores.