CONFESIONES


Me pesa el corazón
de tanta huella
impresa en sus latidos.
Quizás sólo lamente
las que no se grabaron
por los exilios tristes.
Pero no me arrepiento
de todas las borradas
ni de aquellas otras
que nunca imprimirán.
Son esas que confunden
dolor con narcisismo
o la sonrisa fácil
con el mundo feliz.
Tampoco las que invitas
a volar con tu alas
y una vez han volado
te las quieren cortar.
Y menos las que intentan
que andes sus caminos
y enfrían la sonrisa
si escoges tus paisajes.
Pero nadie es perfecto,
así que yo tampoco
dejé siempre mis huellas
donde hubiese querido.


1 comentario:

  1. Hola Matisel, comento de nuevo porque el mensaje anterior, voló.
    Te decía que me gustan estos temas en los que se expresan las vivencias sin pudor, negativas o de los mejores días, pero siempre dejando un algo de nuestro Yo. Me felicito por haber venido, me ha gustado leerte y aseguro volver.
    Mi más cordial saludo, poeta.
    ..................................Carlos

    ResponderEliminar

Caminante, no hay camino, se hace camino al andar, pero es más agradable hacerlo en buena compañía.

COMENTARIOS RECIENTES

IMÁGENES Y POESÍAS

Las imágenes de este blog están extraídas en su mayoría de la red y son libres, a excepción de las que tienen el nombre de su autor o autora. Si alguien considera que alguna de esas imágenes sin autoría es de su propiedad y quiere que se suprima del blog, no tiene más que comunicarlo al correo del perfil.

Los poemas y textos pertenecen a la autora del blog, Matilde Selva López, a excepción de aquellos en los que consta el nombre de otros autores.