AHOGADOS

“En este océano mundo

no todos los marinos que se embarcan

llegan a puerto sin ahogarse.”



No me toques el alma.

Las heridas son un campo de minas

para los que andan a ciegas

en esta isla que habito

y donde aún sigo buscando

los trozos que perdí. Yo

ya he navegado en ese mar de carne

que ahora tú navegas cuando muchos

vivían plácidamente en las nubes del Yo

y una feroz tormenta

me rompió y naufragué. No me juzgues

si aún no has combatido con las olas

desde un barco pequeño en alta mar.


7 comentarios:

  1. No, no se debe juzgar a quien se enfrenta a la galerna con sólo un barquichuelo o sus brazos helándose. El único juicio absolutorio posible es decir que, de todos modos, ha habido naufragios que han servido para poblar islas desiertas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Cada uno somos un pequeño mundo, cada mundo tiene sus intrínsecas cualidades, por ello no me gusta juzgar.
    El navegar a la deriva en nuestro pequeño barco, suele hacernos fuertes, pues las marejadas y las olas, hay que saber navegarlas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Rafa, Sandra...también están los ahogados, esos que acaban en el fondo del mar.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Qué fácil es juzgar a los otros para los que nunca padecieron en sus carnes tal debacle...
    Hay tantas clases de naufragos como de ahogados.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola Matilde.

    Ahora te veo otra vez negativa.

    Estás algo obsesionada con los ahogados.

    Pero los que hemos salido a flote, queremos seguir agarrándonos a la vida.

    Mi primo, Sandra, tú, yo..., tantos.
    Estamos aquí.
    Es presente y ha de ser futuro.

    Abrazo a flote.

    ResponderEliminar
  6. jajaja, Secretario, no estoy obsesionada con los ahogados, antes fueron los abandonados y los naúfragos..Los cierto es que hay más ahogados que naúfragos y abandonados. Este poema lo escribí hace tiempo, en un mal momento, a veces un minuto triste o un mal recuerdo o día te hace escribir poemas así. Pero en las malas épocas, y digo largas, se escriben cosas peores...mucho más amargas y tristes. Aún no he sacado la artillería pesada. Aunque leer a Rafa me anima a hacerlo, aunque ahora ya esté a salvo en mi isla.

    ResponderEliminar
  7. el alma esa aureola que solo percibe el cuerpo al que está sujeto........ que van minando las otras almas ya abatidas, no es fácil sortear esas minas, siempre alguna estalla y con suerte puedes recomponer el paisaje del interior.... sabes? eres muy profunda cuando escribes pero te leo entre lineas, no todos son capaces de sobrevivir en un naufragio, muchos se hunden y se ahogan, pocos logran salir de la marea brava de la vida, tu eres luchadora, eres mi ninfa negra
    besitos de galletita de cereales mmmmmm
    muakissssssssssssss
    por cierto tengo una pregunta para ti; aún dejan fumar en el local vegetariano?
    mandame respuesta por correo, desde aqui no creo que me llegue

    ResponderEliminar

Caminante, no hay camino, se hace camino al andar, pero es más agradable hacerlo en buena compañía.

COMENTARIOS RECIENTES

IMÁGENES Y POESÍAS

Las imágenes de este blog están extraídas en su mayoría de la red y son libres, a excepción de las que tienen el nombre de su autor o autora. Si alguien considera que alguna de esas imágenes sin autoría es de su propiedad y quiere que se suprima del blog, no tiene más que comunicarlo al correo del perfil.

Los poemas y textos pertenecen a la autora del blog, Matilde Selva López, a excepción de aquellos en los que consta el nombre de otros autores.