LA SONRISA DEL ALLIGATOR


Quiero saber en tus entrañas

cuál es el alimento que te sacia,

qué produce

la bilis que te sobra

y dónde se esconden tus arterias

cuando miras

la tumba de mi boca.

3 comentarios:

  1. Da miedo, y es que los depredadores siempre nos se guardan un as en la manga y nunca se sabe cuando degollarán a su presa.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Niña,

    Vaya poema, sin duda de lo mejor que te he escuchado.

    Me encanta.
    Me recuerdas a la Pizanik, jejejeje


    Un abrazote,


    Estel J.

    ResponderEliminar
  3. Es muy singular tu ingenio.
    Te felicito.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Caminante, no hay camino, se hace camino al andar, pero es más agradable hacerlo en buena compañía.

COMENTARIOS RECIENTES

IMÁGENES Y POESÍAS

Las imágenes de este blog están extraídas en su mayoría de la red y son libres, a excepción de las que tienen el nombre de su autor o autora. Si alguien considera que alguna de esas imágenes sin autoría es de su propiedad y quiere que se suprima del blog, no tiene más que comunicarlo al correo del perfil.

Los poemas y textos pertenecen a la autora del blog, Matilde Selva López, a excepción de aquellos en los que consta el nombre de otros autores.