DURMIENTES



El viento empieza a las tres
y la alfombra crujiente del otoño
resucita
el debate sonoro con los toldos altísimos.
Expulsados de golpe de sus sueños
los durmientes despiertan. Molestos
se asoman al mundo y se quedan tranquilos:
sólo es el viento, seguiremos soñando.



6 comentarios:

  1. Aun deberian haber más golpes de otoño para que despertara el mundo... sí, puede pasar la vida por delante y ni siquiera enterarnos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Si Sandra, mucha gente deja pasar la vida entre sueños imposibles...

    ResponderEliminar
  3. Hola Leo, bienvenido a este camino oscuro de la vida.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho lo de alfombra crujiente del otoño :) Parece que no sean sueños sean pesadillas :) y los durmientes se tranquilizan al ver la realidad. Pues nada, a superar los miedos, todos tenemos :D, un saludo

    ResponderEliminar
  5. Hola Josevi, puede ser que sea al revés, y los durmientes se crean que es un sueño lo que no lo es...
    quien sabe.

    Abrazos

    ResponderEliminar

Caminante, no hay camino, se hace camino al andar, pero es más agradable hacerlo en buena compañía.

COMENTARIOS RECIENTES

IMÁGENES Y POESÍAS

Las imágenes de este blog están extraídas en su mayoría de la red y son libres, a excepción de las que tienen el nombre de su autor o autora. Si alguien considera que alguna de esas imágenes sin autoría es de su propiedad y quiere que se suprima del blog, no tiene más que comunicarlo al correo del perfil.

Los poemas y textos pertenecen a la autora del blog, Matilde Selva López, a excepción de aquellos en los que consta el nombre de otros autores.