LA SED


Cómo vivir con ella
sin la muerte
al primer sorbo del verbo
y no hundirse en su insaciable
apetito de nombres.
Renuncia, dicen,
sacrifica tu ansia y muere
sesenta pulsaciones por minuto
sin tu página
o sigue al tigre mortal de tu carencia
y devora la última palabra
bajo la dictadura de su hambre
o cómo vivir sin ella
con la vida.



THE END

Os ofrezco mi microcuento ganador (semana del 20 de octubre de este año) en el programa de radio Cinco Punto Cero de Radio 5 en Radio Nacional:
 (El programa es muy interesante, vale la pena escucharlo entero. Para los impacientes, el cuento aparece desde el minuto 24 al minuto 31)
Después de una semana, Carmen se quitó las gafas y el traje virtual que había utilizado como tratamiento de choque contra la depresión. “Me he pasado”, pensó al recordar la prescripción de su terapeuta. No quería acabar enganchada a un universo irreal, pero tampoco le gustaba la oscura decrepitud del mundo humano y cerró los ojos unos segundos.

Cuando los abrió, estaba  en la  escena  de siempre; titilando detrás de un desfile de letras que -como una barrera nebulosa- la separaba de aquellas butacas llenas de espectadores que ya empezaban  a levantarse para abandonar el cine. Aquí era feliz.

AUTOESTIMA

   
Si te reduces a un punto y aparte,

a la  penúltima expresión

del  mínimo absoluto,


te digo que no existe 

ningún universo 

ni memoria

sin la presencia anónima

del átomo. 

LOS RELATORES


Nueva presentación de Los Relatores

Fórum Fnac San Agustín de Valencia
Lunes 3 de Octubre a las 19 horas




A veces nos apuntamos a un taller de escritura buscando inspiración, aprender cosas nuevas, compartir escritos o conocer gente y hacer amistades. Es como plantar una semilla desconocida para ver que crece y  de vez en cuando, hay sorpresas para quienes hemos participado sin otra idea que la de aprender y compartir los placeres de la creatividad y la literatura. 

Y cuando surge el fruto inesperado de un libro colectivo en el que participan como iguales personas con años de experiencia y libros publicados junto a personas que comienzan, la satisfacción no tiene precio.  



   Los Relatores surge de tres talleres de escritura, poblados, como dice la guionista y autora del prólogo de este libro, Verónica Segoviano, de “espías de lo inexplicable, merodeadores, espíritus inquietos, escribanos y cinéfagos.”
    
Estos cursos de técnicas de creación literaria de la Uji y la Fnac, que dirijo junto a Pasqual Mas y Juan Luis Bedins, y la versión virtual, Sanscliché, son entornos donde se realizan piruetas verbales de dificultad creciente, tras adherirse a la idea que se persigue plasmar con exactitud. En ellos se filtran los textos para eliminar sus impurezas, ajustarlos mecánicamente para que circulen con energía a su máxima potencia y nos conduzcan a través de placenteros desplazamientos de recreo; eliminados de su armazón los arañazos ortográficos se enceran para que sobre ellos los ojos se deslicen sin interrupciones.

   Nos unimos para surcar las procelosas aguas de los concursos, editoriales y demás destinos literarios. Como un taller ambulante organizamos tournées para presentar nuestros libros, convertimos en transparentes las paredes que nos acogen, conscientes de que este es el oficio menos solitario del mundo. En este caso más de cincuenta autores muestran algunos de sus relatos. Presentan los textos un aspecto muy saludable porque cumplen con el primer mandamiento del buen escritor: no aburrir nunca al lector, salvaguardarlo de la cotidianidad, al menos durante los instantes de entrega que estas ficciones breves reclaman.

   Los Relatores encontraron en Sevilla a José Miguel Desuárez, también escritor y editor de Hipálage y en Oporto a Paula Catão, autora de la imagen de la cubierta; quien junto a Javier Pauner ilustra e ilumina este libro que celebra la vida libresca, el disfrute de la literatura compartida con personas afines.
 

Rosario Raro

Autoras y autores:

:


Más información interesante:

Dirección del Curso:

ADIÓS, MADRE (24-3-2011)


Nadie la vio por los pasillos
ni en las habitaciones
y estaba allí
llevándose los pulsos.
Nadie la vio, excepto tú
cuando te fuiste. 


Entre tu última paz
y mi latido
las palabras no dichas
los besos perdidos
las visitas pendientes
y este largo adiós
sin despedida.


COMENTARIOS RECIENTES

IMÁGENES Y POESÍAS

Las imágenes de este blog están extraídas en su mayoría de la red y son libres, a excepción de las que tienen el nombre de su autor o autora. Si alguien considera que alguna de esas imágenes sin autoría es de su propiedad y quiere que se suprima del blog, no tiene más que comunicarlo al correo del perfil.

Los poemas y textos pertenecen a la autora del blog, Matilde Selva López, a excepción de aquellos en los que consta el nombre de otros autores.