LA SED


Cómo vivir con ella
sin la muerte
al primer sorbo del verbo
y no hundirse en su insaciable
apetito de nombres.
Renuncia, dicen,
sacrifica tu ansia y muere
sesenta pulsaciones por minuto
sin tu página
o sigue al tigre mortal de tu carencia
y devora la última palabra
bajo la dictadura de su hambre
o cómo vivir sin ella
con la vida.



7 comentarios:

  1. En tu paisaje oscuro brindo, entonces, por la vida. Me alegro de que estés de regreso por estos lares y te deseo ¡muy felices Fiestas!

    Besos, Matilde

    ResponderEliminar
  2. Precioso texto, para mi la lectura...
    Emotivas palabras.
    Un abrazo y felices fiestas.

    ResponderEliminar
  3. Difícil vivir sin palabras y aún más sin "nombres"... aún por elección...

    Feliz vida, Matilde. Y un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por vuestros comentarios y que este año 2012 os sea favorable, igualmente para quienes pasan por este blog aunque no comenten.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Esta mañana he encontrado entre los regalos que me han dejado en casa varios pergaminos pequeñitos con relatitos para regalar. Este tenía tu nombre así que te lo envío para que lo tengas. Me alegro de haber descubierto este microuniverso repleto de gente imprescindible. Feliz día de reyes.
    2.- La noche de reyes oyó ruidos extraños en el salón. Se forzó a dormirse. Siempre le habían dicho que si lo pillaban despierto no le dejarían nada. A la mañana siguiente en el salón faltaba hasta su pequeña libreta de notas.

    ResponderEliminar
  6. Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

    ResponderEliminar
  7. Tengo que decir que me gusta tu estilo. Me ha gustado mucho todo lo que he leído. Volveré, no lo dudes. Y que todos nuestros encuentros sean tan fructíferos. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Caminante, no hay camino, se hace camino al andar, pero es más agradable hacerlo en buena compañía.

COMENTARIOS RECIENTES

IMÁGENES Y POESÍAS

Las imágenes de este blog están extraídas en su mayoría de la red y son libres, a excepción de las que tienen el nombre de su autor o autora. Si alguien considera que alguna de esas imágenes sin autoría es de su propiedad y quiere que se suprima del blog, no tiene más que comunicarlo al correo del perfil.

Los poemas y textos pertenecen a la autora del blog, Matilde Selva López, a excepción de aquellos en los que consta el nombre de otros autores.