FRENEZA


La hija del átomo sedienta de luz
no conoce los valles
es un salto sin alas
de la cima al abismo
el golpe
la risa rota
la tiniebla
la jauría mordiendo a los frágiles
el parto y el cadáver en el tuétano
astronauta a la deriva del vacío
la hija del átomo sedienta de luz
no camina llanuras
es un salto sin cuerda
del abismo a la cima
piedra a roca
pies atados
resplandor
la espada detrás de la sonrisa
la sangre en los dedos del áureo
pupila rapaz de los iris angélicos
la hija del átomo sedienta de luz
salta
el golpe
la risa rota
la tiniebla
salta
piedra a roca
pies atados
resplandor
salta
el golpe
la tiniebla
salta
piedra a roca
resplandor
¿salto?
tiresnieplanblador
¿salto?
restiplanniedorbla
¿salto?
tictac
tictac
tictac
Salta la hija del átomo sedienta de luz
donde habita el latido y el abrazo nos salva.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Caminante, no hay camino, se hace camino al andar, pero es más agradable hacerlo en buena compañía.

COMENTARIOS RECIENTES

IMÁGENES Y POESÍAS

Las imágenes de este blog están extraídas en su mayoría de la red y son libres, a excepción de las que tienen el nombre de su autor o autora. Si alguien considera que alguna de esas imágenes sin autoría es de su propiedad y quiere que se suprima del blog, no tiene más que comunicarlo al correo del perfil.

Los poemas y textos pertenecen a la autora del blog, Matilde Selva López, a excepción de aquellos en los que consta el nombre de otros autores.