Escatología del mundo

El retrete atascado escupe su mierda sin cesar y algunos huyen despavoridos para refugiarse entre dioses y pantallas. Otros, resignados, se acostumbran a vivir con la putrefacción y su pestilencia: “de la mierda vengo, mierda soy, a la mierda voy”. Muchos más se creen el marketing de que es chocolate y está muy rica, aunque les haga vomitar, así que la saborean y reparten con placer. Unos cuantos dicen que hay que limpiarla, pero es un trabajo tan asqueroso que siempre hay pocas manos para tanta mierda: o bien acaban desintegrados por el esfuerzo, o bien son contaminados por su apestosa proximidad. Y muy pocos se atreven a gritar que la única solución es destruir el retrete estropeado y cambiarlo por otro nuevo para que deje de inundar de inmundicia el planeta.
Quizá solo por estos, merece la pena vivir contra la mierda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Caminante, no hay camino, se hace camino al andar, pero es más agradable hacerlo en buena compañía.

IMÁGENES Y POESÍAS

Las imágenes de este blog están extraídas en su mayoría de la red y son libres, a excepción de las que tienen el nombre de su autor o autora. Si alguien considera que alguna de esas imágenes sin autoría es de su propiedad y quiere que se suprima del blog, no tiene más que comunicarlo al correo del perfil.

Los poemas y textos pertenecen a la autora del blog, Matilde Selva López, a excepción de aquellos en los que consta el nombre de otros autores.