El fruto deportivo

El vendaval agitó los árboles y la manzana rodó hasta sus pies. Eva intentó alejarla con una rama, pues era la fruta favorita del Brontosaurus y no debían enemistarse con el gigantón, pero Adán la pateó sin descanso hasta que golpeó a la mujer. Eva, enfadada, cogió la manzana y le dio un mordisco. Adán, al ver que ella degustaba con placer su redondo juguete, se la arrebató antes del segundo bocado y le dio un fuerte puntapié. El manzanazo dejó tuerto al Brontosaurus y tuvieron que huir del Edén.
Así nació el fútbol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Caminante, no hay camino, se hace camino al andar, pero es más agradable hacerlo en buena compañía.

IMÁGENES Y POESÍAS

Las imágenes de este blog están extraídas en su mayoría de la red y son libres, a excepción de las que tienen el nombre de su autor o autora. Si alguien considera que alguna de esas imágenes sin autoría es de su propiedad y quiere que se suprima del blog, no tiene más que comunicarlo al correo del perfil.

Los poemas y textos pertenecen a la autora del blog, Matilde Selva López, a excepción de aquellos en los que consta el nombre de otros autores.