AL FINAL

(El Beso de Gustav Klimt)


Sólo nos queda, amor,

esta sonrisa que
resiste


el descenso continuo de la carne


hasta el fondo del
hueso,


esta ternura que devora


el castigo de un dios 
incompetente


y unas caricias trémulas

con miedo a palpar el último minuto.

5 comentarios:

  1. Un saludo, Matilde. Gracias a la idea de Clayton podemos conocernos cientos y cientos de blogeros de todo el mundo.

    Muchas gracias por pasearte por nuestro blog y si me lo permites, me gustaría dejar el enlace del tuyo.

    Mis saludos.

    ResponderEliminar
  2. Se me olvidaba. Te dejo enlaces:
    Mi blog individual:

    http://isoba-msvalesolaquemalacompaada.blogspot.com/

    Blog colectivo:



    http://isoba-unlugarbajoelsol.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ti por visitarme, y claro que te permito poner el enlace.
    Gracias también por dejarme los tuyos.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Quiso tener sus huesos por fuera, como tantos artrópodos que pasean su esqueleto a la luz de cualquier astro, para que la caricia no necesitara apenas tiempo para encontrarlos.
    Poema muy bueno, como tantos tuyos.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Gracias Carmen, me alegra verte caminando por aquí, igual que tu compañía en las tertulias.

    Besos

    ResponderEliminar

Caminante, no hay camino, se hace camino al andar, pero es más agradable hacerlo en buena compañía.

COMENTARIOS RECIENTES

IMÁGENES Y POESÍAS

Las imágenes de este blog están extraídas en su mayoría de la red y son libres, a excepción de las que tienen el nombre de su autor o autora. Si alguien considera que alguna de esas imágenes sin autoría es de su propiedad y quiere que se suprima del blog, no tiene más que comunicarlo al correo del perfil.

Los poemas y textos pertenecen a la autora del blog, Matilde Selva López, a excepción de aquellos en los que consta el nombre de otros autores.