DiosA


 A     L     T     A     R 
 Tu cabello caía sobre los hombros
como ébano liso,
la cobra de tu frente
mirando hacia la vida
y una frágil silueta
entre tus alas
abiertas hacia el cielo.

Te vi cuando te quise
y aún estabas lejos,
cuando eras sólo imagen
sin historia ni nombre.

Hoy tengo tu presencia
real entre mis manos,
tan suave como fría,
tan dura como el tiempo que sometes
con tus ojos egipcios
brillando entre la luz de tus espejos

Me viste en el Luzbel de la belleza
perdida en tu ilusión

y me quisiste.


15 comentarios:

  1. NOTA:El poema está basado en una historia real, pero no desvelaré el misterio hasta el final y cuando ponga la próxima entrada.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Ligeia:

    Pues habrá que esperar a la próxima entrada para que nos desveles el final.

    Mientras tanto he saboreado de tus preciosos versos, y los mismos me han inspirado:

    Mirando hacia la vida
    desde mis vuelos,
    desde las sombras,
    desde esta historia sin nombre.

    Me basta tu presencia
    tu sonrisa,
    tocar tus manos,
    rozar tu boca,
    mirando a tu lado.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. Me muero de ganas porque desveles el misterio de tus versos, cariño.
    Muchos besos y un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  4. LIGEIA:

    En este "Día Internacional del Libro", quiero felicitarte, porque tu blog es un libro de historias, reflexiones, imaginación, sueños...

    Muchas felicidades amiga escritora.

    ¡¡¡FELIZ DÍA DEL LIBRO!!!!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. no hay escapatoria posible ante ese amor...

    ResponderEliminar
  6. Un momento, el hecho de que no desvele hasta el final en que historia real está basada el poema, no quiere decir que dejéis la cabeza en reposo hasta que lo cuente, jajja pillinas.

    Seguir soñando y evocando lo que os sugiera...

    ResponderEliminar
  7. Hola, M..., o sea, Ligeia.

    Me gusta tu poema, y también tu nuevo nombre.

    Un abrazo, caminante.

    AHM.

    ResponderEliminar
  8. Me he acordado de Osimandias, y su obra ciclópea. En realidad me viene a la mente cada dos por tres.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Esperaré a la próxima entrada, maravilloso!

    ResponderEliminar
  10. Ups! son de las que marcan, me encantan estas entregas en capítulos.

    Voy a estar esperándote



    Beso

    ResponderEliminar
  11. jaj coño, cari, pues no todos los dias uno se liga a una diosa... debío de ser un polvo divino, jaaj


    Bezos.

    ResponderEliminar
  12. Muy Bonito Ligeia, me parece raro llamarte asi jejejeje

    Me recuerda a egipto y a alguna que he conocido por ahi.

    En cuanto a los ojos egipcios, bien vale... pero mis diosas viven en el rio, ya leeras sobre una jejejejeje

    Como no publique el libro me matas :P

    Por ciertos ¿hay sangre con cebolla por ahi? jajajajaa

    Besos y un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Precioso Poema. Con enigma por resolver.
    Seguiremos leyendo los versos de un amor.
    Un abrazo Ligeia.

    ResponderEliminar
  14. Gracias por vuestra compañía y fidelidad en este camino oscuro de la vida.

    Como lo prometido es deuda, os dejo con la nueva entrada donde se desvela el misterio que originó el poema...

    Quizás se lo que esperábais... o no.
    Sea lo que sea, espero que lo disfrutéis.

    Un abrazo y buen próximo fin de semana.

    ResponderEliminar

Caminante, no hay camino, se hace camino al andar, pero es más agradable hacerlo en buena compañía.

COMENTARIOS RECIENTES

IMÁGENES Y POESÍAS

Las imágenes de este blog están extraídas en su mayoría de la red y son libres, a excepción de las que tienen el nombre de su autor o autora. Si alguien considera que alguna de esas imágenes sin autoría es de su propiedad y quiere que se suprima del blog, no tiene más que comunicarlo al correo del perfil.

Los poemas y textos pertenecen a la autora del blog, Matilde Selva López, a excepción de aquellos en los que consta el nombre de otros autores.