REGALO DE FAMILIA



  Es uno de esos días extraños en donde todo parece tener vida propia y me siento profundamente conectado con... no sé. Las nubes tienen una densidad especial y hasta en el aire se respira el presentimiento. 

  Cojo la chaqueta y ando automáticamente, sin pensar, sin esperar ni imaginarme películas fantásticas, dejando que los sentidos agudizados de este día se fundan con el mágico entorno de la primavera y me guíen por el parque cercano, como si acudiera a una llamada misteriosa.

  Después de un largo paseo, reposo en un banco y cierro los ojos, cautivado por una calma casi mística. Los abro después de unos minutos, no sé cuantos, y encuentro a mi lado una mujer absorta en un punto lejano. No es guapa, pero tiene un atractivo especial.

  -Tengo que descansar de una vez -dice ella de repente sin girarse hacia mí- y no puedo hacerlo hasta que encuentre a la persona adecuada.

  No me sorprendo, hoy intuía algo especial. Confuso, sin saber qué decir, dejo que siga hablando.

  -Estoy llamando todo el día, intento atraer al posible destinatario de mi don para deshacerme de él. Llevo así mucho tiempo... y te he visto aparecer a ti, con esos ojos místicos y ausentes propios de quien escucha mis llamadas.

  Al escuchar su última afirmación, me altero visiblemente, como si  despertara bruscamente de un sueño: -¿Yo...?  Sólo paseaba por el parque y me senté, cansado -finjo.

  -No me mientas, saliste de casa por un impulso, sentiste la conexión y llegaste hasta mí. No, no es la primavera, soy yo.

  -Pero... ¿qué es lo que quiere? ¿De qué me habla? -empiezo a sentir temor y la observo detenidamente para descubrir alguna pista que me oriente; la mujer parece tan normal como cualquiera, pero evita mirarme.

  -No voy a esperar más, estoy cansada de vivir, no puedo matarme y si me matan no me dejo, ja, ja, ja. -Me da su bolso y unas llaves.

  -¿Qué? -No sé que más decir, estoy aturdido, y siento una profunda paz cuando ella coge mi mano-: Esto no puede ser malo... -pienso en voz alta.

 -Todo es relativo... te dejo mi regalo por egoísmo, para liberarme, pero también porque conozco tu deseo aunque no lo admitas; una de mis habilidades es sentir las emociones ajenas, especialmente el instinto de los que ya tienen... una predisposición. No te asustes, dime: ¿algún pariente te habló alguna vez de Mara?

  -En mi familia circuló una leyenda, aunque nadie la cree ya; parece que una loca atacó a mi tatarabuelo... lo dejó mal herido pero vivió. Ahora no lo recuerdo muy bien.

  -Mejor -suspira-. Me acabas de confirmar lo que ya sé. Tienes el gen, lo he visto en tus ojos; está dormido y lo voy a despertar.

  -¿Cómo? Espera, espera... ¿quieres decir que tú...? -La confusión y la sorpresa me impiden reaccionar cuando la extraña, con una rapidez felina, muerde su mano y la mía y une las heridas.

  -Si. Estoy harta del mundo, tengo demasiados años ya, quiero descansar y nadie mejor que un descendiente para ello. Lo de tu tatarabuelo salió mal, pero la semilla al final ha dado su fruto, ja, ja, ja. Ahí tienes mis cosas, las vas a necesitar ahora que serás como yo.
Adiós y gracias.

  Me mira fijamente, mientras se aleja de mi lado con la sonrisa sangrienta que revela los afilados dientes de su verdad.  

Y la mía.

12 comentarios:

  1. Caminante tienes facilidad para relatar historias. La lectura del texto es ágil. Ánimo en este campo. Sigue con estas historias (creo que me gusta más esta faceta tuya)

    (Yo pensé que le iba a dar otra cosa)

    Por cierto, la música, preciosa.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado, querida! es genial, este micro.
    Besos, guapa!!

    ResponderEliminar
  3. Hola, Caminante:


    Un relato que me ha encantado, y estoy de acuerdo en lo que dice Bipolar, tienes una gran facilidad para escribir diálogos, y para describir los momentos.

    Sigue escribiendo, cielo.

    Te deseo unos felices días y te mando un beso enorme

    ResponderEliminar
  4. Genial tu regalo de familia, caminante!

    ResponderEliminar
  5. Inquietante y misterioso relato el que nos ofreces en esta ocasión, Caminante.

    Hay encuentros mágicos en la vida que dejan huella.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Muy buena historia con un relato ameno y rico en expresiones.

    Excelente post!

    Te deseo unas muy felices pascuas junto a los tuyosen Paz.

    Marycarmen

    Mis Blogs:
    www.walktohorizon.blogspot.com
    www.panconsusurros.blogspot.com
    www.cuerposanoalamcalma.blogspot.com
    www.newartdeco.blogspot.com
    www.lasrecetasdelabuelamatilde.blogspot.com
    www.cosechadesentires.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Pues de Nizar Qabbani es muy recomendable todo, a mí me encanta. Pero sobretodo hay un poema muy bonito que se llama “tu rostro es el preludio del poema”. Búscalo, ya verás qué maravilla.

    ResponderEliminar
  8. Muy buen relato de estos donde el pasado de los nuestros vuelve a caminar por la mente.
    Queridas leyendas, preciosas leyendas que seria de ellas sin la literatura, cada leyenda es mundo por explorar, cuando te adentras muchas veces encuentras tus fantasmas volando ante ti.
    Que no se pierdan las magnificas leyendas, que siempre sean un regalo de familia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Glup! no me vuelvo a sentar en un banco ni de coña!
    Vivir para siempre... ¡que horreur!
    Me "pillaste" niña.

    ResponderEliminar
  10. Hola, preciosa:

    No tienes nada nuevo, pero te dejo mis saludos.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  11. Bipolar, gracias por tu opinión, en este tema eres una maestra, pero me falta mucha práctica en esto de los relatos, que suelo escribir cuando la poesía se resiste a venir.

    Silvia, para genial el humor y la ironía de tus textos, jajaja.

    María y Aguacateyfresas, me alegro de que os haya gustado, los relatos fantásticos son una camino a explorar todavía.

    Cristal,la fantasía es imprevisible y se va por los cerros de úbeda,jajaja, si la dejas volar.

    María del Carmen,gracias por tu visita y buenos deseos.

    Amaterasu, te agradezco tus recomendaciones poéticas, me lo leo.

    Merl, todo es relativo... no todos los regalos, leyendas o herencias de familia son positivos, aunque es cierto que tienen su valor porque también nos pertenecen, nos guste o no.

    cristal00k, jajaja, siéntate con tranquilidad, eso sí, no cierres los ojos, por si acaso...

    Myr, pues sí, vaya regalo, podría decirse que "le ha tocado" al chico sin esperarlo.

    Un abrazo y un buen fin de semana para tod@s.

    ResponderEliminar

Caminante, no hay camino, se hace camino al andar, pero es más agradable hacerlo en buena compañía.

COMENTARIOS RECIENTES

IMÁGENES Y POESÍAS

Las imágenes de este blog están extraídas en su mayoría de la red y son libres, a excepción de las que tienen el nombre de su autor o autora. Si alguien considera que alguna de esas imágenes sin autoría es de su propiedad y quiere que se suprima del blog, no tiene más que comunicarlo al correo del perfil.

Los poemas y textos pertenecen a la autora del blog, Matilde Selva López, a excepción de aquellos en los que consta el nombre de otros autores.