SOMNITRIA


 En los últimos tres meses solo conseguía dormir con la luz y la radio encendidas, así que deducí que mi continuo cansancio se debía a una alteración del sueño y solicité cita en una clínica muy anunciada por televisión. «Con nuestro tratamiento dormirá tan profundamente que la extrema fatiga no volverá a agotarla», dijo sonriendo la doctora Alicia Pérez, directora del Centro Somnitria.

Me condujo hasta una bonita habitación y me advirtió que la primera noche debía dormir sin ruidos. No fue fácil: un incesante parloteo invadió mi cabeza y tuve que inspirar y expirar muchas veces para callarlo, pero poco después un chisporroteo me sobresaltó y abrí los ojos. Al ver la intensa negrura que me envolvía, salté de la cama e intenté encender la luz. De pronto, el oscuro vacío empezó a murmurar tétricas letanías hasta que una gélida mano rozó mi espalda.

Suspiré aliviada al escuchar la voz de la doctora Alicia. Me felicitó por tolerar con valor unos minutos de silenciosa oscuridad, tan imprescindible para su trabajo, y me aconsejó que permaneciera muy quieta porque no tenía bien afilada la guadaña.


EL HIMNO DEL Ó


La forma de tu forma
te delata
a ser sólo una chispa
de mi fuego.

Es mi O singular,
tu A sólo género
plural.

Quédate como musa
moldeada,
déjame los laureles
y el Olimpo.
Tu nombre apagaré
desde mi trono.

Es mi O singular,
tu A sólo género
plural.

Te permito latir, pero en la sombra.


COMENTARIOS RECIENTES

IMÁGENES Y POESÍAS

Las imágenes de este blog están extraídas en su mayoría de la red y son libres, a excepción de las que tienen el nombre de su autor o autora. Si alguien considera que alguna de esas imágenes sin autoría es de su propiedad y quiere que se suprima del blog, no tiene más que comunicarlo al correo del perfil.

Los poemas y textos pertenecen a la autora del blog, Matilde Selva López, a excepción de aquellos en los que consta el nombre de otros autores.