Game Over


En mi época somática solía jugar con el ordenador al juego del Mundo, pero debía de estar algo defectuoso pues por más que intentaba cambiar cientos de veces las tácticas y estrategias para que Los Exterminadores perdieran de una vez por todas su egoísmo destructor, siempre fallaba la RAM y se volvía a repetir la misma Historia. Al final no tuve más remedio que apretar la tecla Off para que aparecieran en pantalla las tres opciones principales: Reiniciar, Suspender y Formatear. En anteriores ocasiones ya había utilizado la segunda opción para pensar con el suficiente detenimiento mi siguiente acción, o la primera cuando quería empezar de nuevo, pero después de dos guerras mundiales los millones de muertos, heridos y pobres habían saturado tanto el disco duro que este no resistiría la tercera guerra mundial que había comenzado.
No tardé ni un segundo en darle a Formatear y, en cuanto el Mundo desapareció, me marché a otro planeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Caminante, no hay camino, se hace camino al andar, pero es más agradable hacerlo en buena compañía.

IMÁGENES Y POESÍAS

Las imágenes de este blog están extraídas en su mayoría de la red y son libres, a excepción de las que tienen el nombre de su autor o autora. Si alguien considera que alguna de esas imágenes sin autoría es de su propiedad y quiere que se suprima del blog, no tiene más que comunicarlo al correo del perfil.

Los poemas y textos pertenecen a la autora del blog, Matilde Selva López, a excepción de aquellos en los que consta el nombre de otros autores.